Disecor

Wifi públicas no seguras

Llega el verano, el calor y las vacaciones. El aumento de las wifi públicas se dispara en hoteles y zonas de ocio.

wifi publica seguridad

WiFi

Durante la estación veraniega, el uso de wifi públicas se dispara en zonas de ocio, hoteles, cafeterías, restaurantes, aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses, e incluso las propias redes que habilitan algunos ayuntamientos en el centro de las ciudades como por ejemplo el ayuntamiento de Logroño, que mediante un simple registro permite al ciudadano la capacidad de un acceso a internet mediante un wifi estándar IEEE 802.11b/g.

Estas conexiones se realizan sobre todo a través de teléfonos móviles, Smartphone, ordenadores portátiles, PDA, etc…

¿Sabemos si este tipo de redes a las que nos conectamos son seguras?

Un reciente estudio afirma que el 65 por ciento de los ciudadanos europeos no consigue diferenciar las que son seguras de aquellas que no lo son, e incluso 1 de cada 5 admite que alguna vez ha utilizado estos sistemas para hacer compras por internet o para acceder a sus propios datos bancarios.

Los usuarios admitimos de manera automática que aquellas redes a las que nos conectamos disponen de sistemas de seguridad integrados que velan por nuestra seguridad. Este estudio se ha realizado con más de nueve mil personas de diferentes países europeos y un 57 por ciento está prácticamente seguro de que no pasa nada por conectarte a una wifi pública.

Pero… ¿Es eso realmente cierto?

¿Estamos seguros cuando nos conectamos a través de alguna de estas redes? La verdad que aunque es difícil que nos suceda nada, los piratas informáticos se aprovechan de estas redes para robar información. La empresa antivirus de Norton alerta de este tipo de situaciones y que los cibercriminales utilizan los datos que sacan de sus víctimas para delinquir y robarles de sus tarjetas o cuentas bancarias.

Norton recomienda sus antivirus y programas para blindar el acceso a todos estos ciberdelincuentes.

Aunque si nos vamos a la práctica, que nos pueda pasar no significa que nos vaya a pasar. ¿Cuántos de nosotros hemos sufrido en alguna ocasión un ciberataque? Y no solo eso. ¿A cuántas personas que conocemos les hemos oído hablar alguna vez de que les han robado a través de internet? Las estadísticas son casi nulas.

Miles de millones de usuarios alrededor de todo el mundo se conectan a wifis públicas en cualquier lugar que lo permita. Muchas de estas personas han utilizado sus tarjetas de crédito para hacer compras, sobre todo cuando viajan al extranjero para comprar un billete de avión de vuelta a su casa o para pagar un hotel en su próximo destino.

Recomendaciones

Nuestra recomendación es no alarmarse. Aunque por otro lado pensamos que es conveniente tener una cuenta y tarjeta exclusiva para nuestras compras a través de internet. ¿Cómo se hace esto? ¿Tengo que abrir una nueva cuenta? La respuesta es No. Esto es más sencillo que todo eso. Simplemente hablar con vuestro Banco.

La gran mayoría por no decir todos los bancos, actualmente disponen de este tipo de tarjetas de crédito. Son unas tarjetas sin banda magnética. Sólo llevan el número de tarjeta, la fecha de caducidad y el código CVV.

¿Cómo se utilizan estas tarjetas? Muy sencillo, estas tarjetas podemos cargarlas / descargarlas con el dinero que queramos. Esta transacción se puede realizar en nuestra propia sucursal o directamente a través de la página web de nuestra entidad bancaria.

Lo ideal es cargarla cada vez que tengamos intención de realizar una compra o antes de realizar un viaje o enfrentarnos a alguna situación en que la vayamos a utilizar.

Así bien si voy a comprar algo por Internet que cuesta 49 euros, le podemos introducir una carga de 50. De forma que si algún hacker accediera tan sólo vería un euro en nuestra cuenta.

Si tienes alguna duda puedes consultar a nuestros especialistas.

 

Wifi públicas no seguras
Puntua este artículo
Social

También te puede interesar

Deja un comentario

Menú de cierre
RSS
Facebook
Facebook
WhatsApp chat