¿Qué se necesita para ser un buen vendedor?

Mal vendedor

Quizá te hayan dicho que eres un vendedor nato. Tal vez busque un campo versátil que le permita trabajar en una gran variedad de sectores. O tal vez, simplemente, está buscando una carrera que sabe que le mantendrá siempre alerta, perfeccionando sus habilidades a medida que pasa cada semana de trabajo. Sea lo que sea lo que le ha llevado a este punto, se pregunta si está realmente hecho para la carrera de ventas.

En primer lugar, puedes estar seguro de que el campo que estás considerando es importante. «Las ventas son el alma de cualquier organización», dice John Surdakowski, fundador de la agencia creativa digital AVEX, con sede en Nueva York. «Tanto si trabajas en el departamento de ventas de una empresa como si eres el fundador de tu propia pequeña empresa, las facturas no se pagan sin hacer ventas».

Teniendo esto en cuenta, es de sobra conocido que los vendedores de éxito pueden recibir una buena compensación por su trabajo. El potencial de ganancias de un vendedor dependerá, sin duda, del sector en el que inicie su carrera de ventas. El diez por ciento más bajo de los profesionales de las ventas se lleva a casa unos 39.930 dólares al año, mientras que el diez por ciento más alto se lleva 160.940 dólares, lo que hace que el salario medio anual sea de unos 60.530 dólares, según los datos salariales de 2016 de la Oficina de Estadísticas Laborales*.

¿Cuál es su mayor fortaleza como vendedor?

Según Forbes, los puntos fuertes más comunes de los directores de ventas son la capacidad de relación, la capacidad de escucha, la inteligencia emocional, la concentración, el impulso y la adaptabilidad. Los valores fundamentales son la confianza, la lealtad, el trabajo duro, la comunicación directa y el trabajo en equipo.

¿Qué hace un buen equipo de ventas?

Deben estar bien formados, ser apasionados, positivos, empáticos, con gran capacidad de escucha, habilidad para la multitarea, pensar en sus pies y ofrecer soluciones rápidas. El equipo debe estar al día de las últimas tendencias en ventas y tecnología, para poder incorporarlas activamente a su trabajo.

¿Por qué deberíamos contratarle como vendedor?

TÚ puedes hacer el trabajo y ofrecer resultados excepcionales a la empresa. Encajarás perfectamente y serás una gran incorporación al equipo. USTED posee una combinación de habilidades y experiencia que le hacen destacar. Contratarte a TI le hará parecer inteligente y le facilitará la vida.

Qué hace a un buen vendedor

En este artículo, explicaremos cómo ser un gran vendedor y mucho más, desglosando once rasgos comunes de los vendedores de alto rendimiento. Además de destacar las habilidades blandas imprescindibles, también nos sumergiremos en las tendencias recientes de nuestro Informe sobre el estado de las ventas 2020-2021. Entonces, ¿qué hace que un vendedor sea bueno?

Para empezar, cuando se piensa en lo que hace a un buen vendedor, una cosa que viene a la mente es que un buen representante de ventas puede pensar en sus pies. Gran parte de las ventas consiste en tomar decisiones en el momento. Esto incluye la superación de las objeciones de venta, la rápida identificación de las necesidades del cliente y otras situaciones en las que un cliente potencial puede presentar un obstáculo.

En lugar de paralizarse o frustrarse, los vendedores expertos piensan en el futuro. Por ejemplo, supongamos que un cliente potencial sigue mencionando a uno de sus competidores. Esta es la oportunidad perfecta para ejercitar sus habilidades de comunicación y desviar la conversación de la competencia y centrarse en demostrar que su producto es una opción mejor. Tenga cuidado de no hablar de los servicios o las características de las que carecen sus competidores, ya que eso podría hacer que el cliente potencial cayera en una mentalidad negativa y se centrara en las características de las que usted carece también. En su lugar, refuerza las soluciones que puedes ofrecerles y que resolverán de forma única y proactiva su problema o punto de dolor y replantea la conversación para centrarte en lo que hace que tu solución sea especial.

¿Cuál es su punto débil como vendedor?

Necesidad de aprobación

La necesidad de aprobación se convierte en una debilidad cuando un vendedor se preocupa más por caer bien que por cerrar negocios. Tomarse las críticas o las malas actitudes como algo personal nunca es bueno, pero es especialmente peligroso en las ventas, donde los representantes se enfrentan regularmente al rechazo.

¿Son más atractivos los vendedores?

Las ventas fueron mayores para los vendedores atractivos. Pasar de una calificación de atractivo de 4 a 5 en una escala de Likert aumentó las ventas una media del 1,9%. El efecto del atractivo en las cifras de ventas es significativamente menor en las relaciones largas que en las cortas.

¿Son inteligentes los vendedores?

En comparación con otros sectores laborales, los vendedores obtienen una puntuación relativamente más alta en Inteligencia Personal, mientras que la Inteligencia Interpersonal es media. La Inteligencia Personal incluye aspectos como la automotivación, la capacidad de afrontar eficazmente los contratiempos y la toma de decisiones con seguridad.

¿Qué te hace ser un buen vendedor?

Antes de recibir siquiera un día de formación, los mejores vendedores ya tienen dos cualidades aparentemente incompatibles en abundancia: empatía con los clientes y necesidad de superar sus dudas a la hora de comprar.

A pesar de los millones de dólares invertidos en la lucha contra la elevada tasa de rotación de los agentes de seguros, esta tasa -aproximadamente el 50% en el primer año y el 80% en los tres primeros años- se había mantenido estable durante los más de 35 años anteriores a la publicación del artículo de Mayer y Greenberg de 1964. Los autores dedicaron siete años de investigación a estudiar el problema de la ineficacia de un gran número de vendedores. Descubrieron fallos en los métodos de selección establecidos y revelaron las dos cualidades básicas que debe tener todo buen vendedor: la empatía y el impulso del ego.

La empatía, en este contexto, es la capacidad central de sentir como otras personas para venderles un producto o servicio; un comprador que percibe la empatía de un vendedor le proporcionará un valioso feedback, que a su vez facilitará la venta. Los autores definen la segunda de las dos cualidades, el impulso del ego, como el deseo personal y la necesidad de realizar la venta, no por el dinero que se pueda ganar, sino porque el vendedor siente que tiene que hacerlo. Para los vendedores con un fuerte impulso del ego, cada venta es una conquista que mejora notablemente su autopercepción. En la relación dinámica entre la empatía y el impulso del ego, cada uno debe trabajar para reforzar al otro.

¿Es difícil ser vendedor?

La venta no es un trabajo fácil

Trabajar en ventas es un trabajo duro. Si estás pensando en un trabajo de ventas, primero debes entender que se espera que trabajes muy duro y muchas horas antes de que puedas ganar algunos de los privilegios de estar en ventas.

¿Por qué quiero este trabajo?

Esta oportunidad es realmente emocionante para mí, ya que podré…’ ‘Veo el puesto como una forma de desarrollar mi carrera en una empresa/industria bien establecida y con visión de futuro, ya que…’ ‘Creo que tendré éxito en el puesto porque tengo experiencia en/habilidades que demuestran/he hecho este curso…’

¿Qué se espera de un vendedor?

El vendedor debe utilizar su credibilidad, su dominio del conocimiento de los productos y procesos de ambas empresas y su capacidad de comunicar con claridad para abogar eficazmente por la solución óptima para todas las partes.

Cualidades de venta

La diferencia entre los vendedores medios y los buenos es asombrosa. Los vendedores medios alcanzan su cuota -la mayoría de las veces- mientras que los buenos no sólo la alcanzan sistemáticamente, sino que tienen meses y trimestres de éxito.

Un buen vendedor tiene algo más que ofrecer a los clientes que un discurso emocionante: son personas entusiastas con capacidad de recuperación y se toman el tiempo necesario para conocer las necesidades de sus clientes, mostrar empatía y ofrecer un producto con confianza. También saben cómo manejar el rechazo, y aprenden tanto de sus tratos más exitosos como de los perdidos.

Aunque la amabilidad es un buen rasgo, también hay que hacer saber a los clientes que se está preparado. Los clientes quieren hacer tratos con vendedores que sean fiables, que se basen en hechos y que sean capaces de hacer preguntas y dar las respuestas que buscan.

Comprender las cualidades que tiene un buen vendedor es sólo el primer paso, y convertirse en uno eficaz requiere práctica. La siguiente lista se divide en tres secciones: hábitos de venta, consejos y hábitos de vida que comparten los buenos vendedores. Mejore su estrategia y conviértase en un vendedor eficaz con estas herramientas.

Si te ha gustado comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn