¿Cuáles son los 5 pasos para resolver un problema?

Proceso de resolución de problemas matemáticos en 5 pasos

Si la frase «problema de palabras» le produce un escalofrío, no es el único. Mucha gente tiene problemas con los llamados problemas de palabras en matemáticas. Pero, lo creas o no, estos problemas no suelen ser más difíciles de resolver que los que no son de palabras, simplemente tienen un aspecto muy, muy diferente. Y requieren una mentalidad ligeramente diferente para resolverlos.

Hoy voy a contarte mi sencillo método de 5 pasos que te ayudará a resolver todos tus problemas de matemáticas, incluidos esos molestos problemas de palabras. En particular, vamos a hablar de cómo convertir un problema de palabras en una ecuación algebraica y luego resolverlo.

Como a todos los perros, a tu perro le encantan los juguetes. Y a usted le encanta dárselos. A tu gato, en cambio, no le gusta tu perro y por eso le divierte esconder sus juguetes. Como eres muy listo, sospechas que el gato es el culpable, así que empiezas a vigilar su escondite favorito: la pila de toallas junto a su cama.

Pero (tal vez demasiado inteligente para su propio bien) en lugar de comprobar constantemente este lugar, decide que le gustaría montar un ingenioso sistema que le informe automáticamente de cuántos juguetes faltan.

El último paso en el proceso de resolución de problemas es

Las personas que se lanzan a sus problemas a menudo se vuelven frenéticas y confusas. Adoptan un enfoque desordenado para pensar, y luego se sorprenden cuando se encuentran con que se tambalean y no avanzan.

Me gustaría presentarte un proceso de resolución de problemas que puede ayudarte a afrontar y abordar cualquier tipo de reto. Con estas 10 estrategias de resolución de problemas, reforzarás tus habilidades para encontrar siempre una solución y te permitirán ver un progreso real.

En este proceso de resolución de problemas de 10 pasos, te guiaré para que identifiques y pongas en práctica la solución adecuada al problema que tienes entre manos. Al aprender estos pasos, desarrollarás tu pensamiento crítico y elevarás tus habilidades de resolución de problemas.

Cuando surge un problema, es fácil entrar en modo pánico o imaginar los peores escenarios. Antes de dejar que tu mente llegue a ese punto, da un paso atrás y aborda cada problema como una situación más. Es un reto que, con el enfoque adecuado, puedes manejar. Parte de ese enfoque es pensar de forma positiva y creativa sobre la situación.

Identificar y explicar los pasos del proceso de resolución de problemas

Primer paso: ¿Cómo te sientes? Cálmate. – A menudo, cuando nos encontramos con un problema, nos sentimos frustrados o enfadados. Antes de poder resolver nuestro problema, tenemos que saber cómo nos sentimos y calmarnos. Hay diferentes maneras de calmarse; podemos tomarnos un descanso, respirar profundamente tres veces o utilizar la «respiración de batido»[1].

Tercer paso: Pensar en soluciones – Es útil pensar en tantas soluciones diferentes como sea posible para el problema. No todas las soluciones funcionarán. Una solución puede funcionar una vez, pero no otra. Cuantos más problemas resuelvas, más fácil será pensar en soluciones.

Cuarto paso: ¿Qué pasaría? – Piensa en lo que pasaría si eliges cada una de las soluciones que se te ocurren. ¿Es una solución segura? Una solución segura significa que nadie saldrá herido ni se molestará. ¿Es justa la solución? ¿Cómo se sentirá todo el mundo?

Esta actividad [2] está pensada para niños de 4 a 6 años de edad en guarderías, preescolares, jardines de infancia o en el hogar. No obstante, puede adaptarse a otras edades.  Enseñando a los niños los pasos básicos para la resolución de problemas y ofreciéndoles oportunidades para que practiquen esta habilidad, los niños pueden convertirse en personas competentes en la resolución de problemas.

Hoja de trabajo de los 5 pasos para la resolución de problemas

La resolución de problemas es otra habilidad vital importante tanto para los padres como para los hijos.    He aquí los cinco pasos que los padres pueden seguir para resolver problemas con sus hijos (¡o también con su pareja, familiares, compañeros de trabajo y amigos!)

Decide qué opciones te gustan y cuáles no. Después de sopesar los pros y los contras de cada una de ellas, elige una opción con la que ambos se sientan cómodos. Una vez que se haya encontrado una solución que satisfaga las necesidades de todos, manteniendo intactos el respeto y la autoestima de cada uno, elabora un plan para llevarlo a cabo. Establece un calendario de actuación.

Exención de responsabilidad La información y los consejos que ofrece el personal de Information Children o que se facilitan en este sitio web no pretenden sustituir la información y los consejos recibidos de un médico o profesional de la salud mental certificado. Además, Information Children no será responsable ante ninguna parte como resultado de la información, los servicios o los recursos puestos a disposición a través de este sitio web.

Si te ha gustado comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn