CPM, CPC, CPA… ¿Qué son y cuáles son sus diferencias?

Cuando decides abrir una página de internet para tu negocio, deber tener presente las múltiples métricas. Estas son las que te permiten analizar tu contenido y el mercado para conocer en qué aspectos estás fallando y cuáles funcionan correctamente, pudiendo optimizar la estrategia SEO.

Estas métricas funcionan perfectamente dentro de cualquier plataforma de marketing digital: en el email marketing, las diferentes redes sociales, una página web, un eCommerce, entre otros. Cada una cumple con una función que te permite analizar cierto punto de tu negocio. Sin embargo, el CPM, el CPC y el CPA son las métricas más conocidas por sus características y la información que te brindan.

¿Quieres saber cuáles son las diferencias y significados del CPM, CPC y CPA? ¡Aquí te contamos todo sobre ellos! Además, al final te presentamos otros indicadores de marketing que pueden ayudarte a posicionar tu sitio web aplicando las estrategias. ¡Aquí vamos!

¿Qué es el CPM?

También conocido por sus siglas  Coste Por Mil impresiones. El CPM es una métrica que permite calcular el coste por cada mil impresiones que tiene un anuncio. Básicamente, conocerás la cantidad de veces que una publicidad de tu negocio apareció a una persona en internet. Esta métrica es utilizada para campañas de marketing digital, como métrica para cada publicación que realizas o para campañas de Branding, en donde se busca aumentar la conciencia de una marca, negocio, producto o servicio.

El CPM funciona como método de pago. Por ejemplo, si el anunciante paga con esta métrica, se determina un precio por cada mil impresiones. En otras palabras, el Publisher recibirá dinero cada vez que se visualice tu contenido. Si esta estrategia te interesa, debes buscar webs con suficiente tráfico, de forma que esto realmente sea rentable. Por lo general se publican en portales de noticia o blog populares a nivel mundial.

Pero bien, ¿Cómo se calcula el CPM? La formula sería: el coste total multiplicado por la cantidad de visualizaciones. El resultado de ello se divide entre mil. ¡Veamos un ejemplo!

  • CPM = COSTE TOTAL x (VISUALIZACIONES / 1.000)
  • CPM = 10€ x (20.000 / 1.000)
  • CPM = 10€ x (2)
  • CPM = 20€

Aquí se evidencia que, cuantas más visualizaciones tenga la publicidad, el anunciante generará más dinero. Al mismo tiempo, el dueño de la empresa generará trafico web hacia las redes sociales y web de su negocio. Al publicar la campaña, no olvides tener presente  estos aspectos:

  • El tiempo que puede tardar en llegar a las mil impresiones, así que, piensa bien el medio donde publicarás el anuncio.
  • Utiliza imágenes, videos o GIF que llamen la atención para lograr captar la atención de buyer persona.
  • Es importante colocar un CTA (Call To Action o botón de llamada a la acción) para que, al presionarlo, te dirija directamente a las redes, promociones u oferta publicada.

¿Qué es el CPC?

Conocido por las siglas que lo componen, Coste Por Clic. Se trata de una métrica que calcula los clics que recibe determinado anuncio. En este caso, el anunciante solo paga por la cantidad de clics que ha recibido, es decir, si no hay clics este no percibe ganancias, indiferentemente de la cantidad de impresiones que haya tenido la campaña.

El CPC se presta para conocer resultados precisos de un anuncio, de forma que obtengas un análisis de cómo mejorar el tráfico de tu web o blog a través de anuncios. La estrategia se lleva a cabo con ayuda de Google AdWords u otra herramienta SEO. La idea es posicionar un keyword o palabra clave para que, cada que se busque esa frase, aparezca tu anuncio y contenidos relacionados.

Para calcular el CPC debes emplear la siguiente fórmula: Se divide el coste total entre el número de clics obtenido en la publicidad. Por ejemplo, si el coste total de la inversión es de 200€ y el número de clics es 190, la ganancia será de 1,05.

Si pretendes llevar esta métrica a tu empresa, optimiza el proceso con una herramienta SEO y considera los siguientes puntos:

  • Busca variaciones de las palabras claves.
  • Realiza un estudio de keywords o palabras claves ideales para aplicar dentro de tu contenido.
  • Al reducir las ofertas, básicamente se está reduciendo el CPC promedio de tu campaña publicitaria. Esto quiere decir que, al reducir las ofertas, le darás a Google el CPC máximo más bajo para que se atribuya por cada clic que se genera en tu anuncio.
  • Emplea diferentes landing pages dentro de los anuncios para calificarlos por encima del promedio.
  • Si está en tus posibilidades, crea grupos con anuncios temáticos entre las personas interesadas en ese producto o servicio.
cpm cpc cpa

¿Qué es el CPA?

Se refiere a Coste Por Adquisición. De las tres métricas, esta es la más cara. El CPA se encarga de pagar cuando el objetivo de la campaña se logró. No importa cuál sea este objetivo, puede ser: conseguir más leads, avanzar en el embudo de ventas, otorgar material gratuito a cambio de una suscripción, etc.

En este caso, el Publisher publica el anuncio y gana cuando la acción se lleva a cabo. Es por ello que el CPA resulta una estrategia de bajo riesgo para los que anuncian, puesto solo se paga por los usuarios que llegaron al objetivo del anuncio. Por esto es que es una estrategia para aquellas empresas que tienen grandes márgenes de ganancias.

El Coste por Adquisición se calcula de la siguiente forma: se divide el total invertido entre el número de conversaciones. Por ejemplo: Si vas a dar un ebook gratuito, la inversión en de 1300€ y obtuviste 50 conversaciones o logros de objetivo; entonces el cálculo será el siguiente.

  • CPA = TOTAL INVERTIDO / NÚMERO DE CONVERSIONES
  • CPA = 1300€ / 50
  • CPA = 26

Ten en cuenta que, cuanto más alto sea tu nivel de calidad, mas bajo será el coste del CPA. Incluso, un estudio realizado indica que si el promedio de tu nivel de calidad es de 5, el CPA se reducirá 16% aproximadamente.

Otros indicadores de marketing

Dentro del marketing digital  existen otras métricas para analizar y obtener estadísticas de tu sitio web y tus redes sociales. Aquí te presentamos las más relevantes y más empleadas dentro de los negocios digitales.

CTR

Sus siglas significan Click Through Rate, también conocido como tasa de clics o porcentaje de clics. Esta es una métrica que permite medir el interés o relevancia que posee una publicidad entre los usuarios a quienes se está mostrando. Tenga presente que, mientras más alto sea el CTR, más relevante estará  siendo tu compaña publicitaria.

Asimismo, es necesario entender que no existe una forma de determinar si un CTR es bueno. Todo dependerá de la red social donde haya sido publicado el anuncio (Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, web sites, etc…), el tipo de campaña y otros factores relevantes.

Pues bien, ¿Cómo se mide el CTR? Se requiere dividir el número de clics entre el número de impresiones. El resultado se multiplica por cien para obtener un porcentaje. Te dejamos a continuación un ejemplo de CTR:

  • CTR = (Número de clics / Número de  impresiones) x 100
  • CTR = (30 / 200 ) X 100
  • CTR = 15%

CPV

Se refiere al Coste Por Visualizaciones. El CPV no es más que el coste por cada visualización que genera un anuncio o campaña publicitaria. En este caso, la métrica es exclusiva para videos por lo que es ideal para plataformas de video como YouTube, Instagram, TikTok, entre otros.

El CPV se paga por cada persona que vea el anuncio de video con el tiempo predeterminado. Por lo general, este tiempo suele ser de 30 segundos, por lo que, si la persona ve 28 o 29 segundos, este anuncio no podrá ser cobrado.

La fórmula por el Coste Por Visualizaciones es la siguiente: Se divide el costo total entre el número de visualizaciones. A continuación un pequeño ejemplo de este:

  • CPV = (COSTE TOTAL / NÚMERO DE VISUALIZACIONES)
  • CPV = 1.500€ / 30.0000
  • CPV = 0,05€

Ten presente que los precios que se manejan en el CPV suelen ser bajos. En el caso de Facebook, la plataforma tiene como tiempo predeterminado 3 segundos, por lo que el coste también variará.

ROI

Una de las métricas más conocidas dentro del mundo del marketing digital. El ROI, conocido por sus siglas Return On Investment o Retorno de Inversiones, no es más que una métrica o indicador que te permite medir la rentabilidad de los esfuerzos realizados en una campaña. El ROI te hace preguntarte ¿Realmente vale la pena invertir en esta campaña publicitaria? Así te haces a la idea si la inversión está siendo aprovechada correctamente.

La fórmula para medir el ROI es la siguiente: ROI = [(Ingresos – Costes totales) / costes totales] x 100. Para entender con facilidad, dejamos el siguiente ejemplo:

Una campaña publicitaria de marketing digital tiene un coste total de inversión de 4.000€ y ha generado ingresos de hasta 18.000€. Entonces, el ROI de esta campaña publicitaria será el siguiente:

  • ROI = [(Ingresos – Costes totales) / costes totales] x 100
  • ROI = [( 10.000€ – 5.000€) / 5.000€] X 100
  • ROI = 100%

En resumen, el Retorno de Intervención te permitirá conocer el porcentaje que inviertes. En este caso se obtiene un 100%, lo que quiere decir que, estás recuperando lo que has invertido más uno extra.

Deja una respuesta