Como conectarse al router de mi casa desde fuera

Índice
  1. Conectarse a la red doméstica mediante vpn
    1. Acceda a la red doméstica desde cualquier lugar
    2. Acceso al ordenador a través del router
    3. Acceso a Nighthawk en cualquier lugar

Conectarse a la red doméstica mediante vpn

La tecnología que alimenta nuestras redes domésticas hoy en día ha experimentado una increíble evolución durante la última década. Dicho esto, los elementos básicos de la red han permanecido relativamente inalterados durante este periodo de gran crecimiento. Independientemente de si utilizas una conexión a Internet inalámbrica o de fibra óptica, habrás notado que se sigue utilizando un router para que actúe como intermediario final entre tu conexión a Internet y tu dispositivo conectado.

Aunque los pasos para conectarse a su router mientras está dentro de su red son relativamente sencillos, tendrá que utilizar algunos pasos adicionales si intenta acceder a los routers desde fuera de la red.

Consejo Puede seguir unos sencillos pasos para acceder a su router desde una red exterior. Sin embargo, para lograrlo, primero tendrá que crear un DNS dinámico, así como un nuevo subdominio conectado a su servicio de DNS.

El proceso de acceder a su router mientras está fuera de su red personal se conoce comúnmente como "compartir remotamente". Para asegurarse de que su router es capaz de aceptar conexiones remotas, su primer paso debería ser habilitar la compartición remota en el propio dispositivo. Esto se puede lograr navegando primero a la dirección IP de su router en su navegador web. Si no estás seguro de cuál es la dirección IP de tu router, puedes comprobar esta información en el propio dispositivo.

Acceda a la red doméstica desde cualquier lugar

Es una gran sensación tener una red doméstica de última generación. Pero en cuanto sales de casa, todas tus conexiones quedan fuera de alcance. No puedes utilizar una red en la que no estás, ¿verdad?

Pues no. Puedes estar a miles de kilómetros de distancia y seguir utilizando tu red al máximo. Se aplican tres sencillas reglas: Tu red y sus dispositivos tienen que estar encendidos, la red tiene que estar conectada a Internet y tú debes tener acceso a Internet estés donde estés. Cumple estos criterios y podrás conectarte. Aquí hay tres maneras de hacerlo.

1. NAS. Si has centralizado tus archivos en un dispositivo de almacenamiento en red -por ejemplo, has guardado todas tus fotos en el DNS-325 de D-Link para transmitirlas a cualquier dispositivo conectado de tu casa- puedes utilizar el servidor de archivos web integrado en la caja NAS para acceder al contenido mediante un navegador web. Los usuarios de la vieja escuela que quieran tener más control a distancia pueden utilizar el servidor FTP integrado del DNS-325 para descargar, cargar y modificar archivos a voluntad.

2. Windows. Windows Vista y Windows 7 vienen con una herramienta de software que facilita la conexión de sistemas locales y remotos. Comprueba la utilidad de Escritorio Remoto. Se necesita un poco de configuración para ponerla en marcha: Tienes que añadir usuarios a un grupo de "escritorio remoto", reenviar un puerto a través del cortafuegos de tu router a tu sistema de destino, coger la dirección IP del router y conectarte a tu sistema local utilizando Escritorio Remoto en tu PC remoto. Pero una vez que te conectas, básicamente estás trabajando en tu Escritorio como si estuvieras sentado frente a tu sistema local.

Acceso al ordenador a través del router

Acceder al router de tu casa desde la red es fácil. Basta con escribir la dirección IP del router (normalmente 192.168.1.1 o 192.168.0.1) en el navegador web. Pero, ¿qué pasa con el acceso al router de forma remota?

Aunque también puedes acceder a tu router con aplicaciones como TeamViewer, necesitas mantener el ordenador encendido en tu casa todo el tiempo. Esto no es práctico si estás fuera de casa durante más de un par de días. Pero los routers están siempre encendidos, estés o no en casa. Y además, no tienes que instalar ningún software adicional. Todo lo que necesitas es un navegador web y puedes acceder a tu router desde cualquier parte del mundo. Veamos cómo funciona.

Cuando quieras acceder a tu router desde dentro de la red, lo único que tienes que hacer es escribir la dirección IP del router en el navegador web. Del mismo modo, para acceder a su router desde el exterior, tiene que escribir su dirección IP pública seguida del número de puerto de control remoto, es decir, 8080. Así, si tu dirección IP pública es 74.12.168.14, entonces tendrás que escribir 74.12.168.14:8080 en el navegador web.

Acceso a Nighthawk en cualquier lugar

A través de LifeSavvy Media DESDE LIFESAVVRevisión del fogón 2.0 de Solo Stove: Una bandeja de cenizas extraíble facilita la limpiezaResumen del horno de pizza Roccbox de Gozney: Calidad de restaurante en un paquete portátil DE REVIEW GEEKExamen de los altavoces de escritorio DT-3BT de Monoprice: Un gran altavoz multiusosExamen del teclado Das MacTigr: Para el usuario de Mac de bajo perfil

Un investigador de seguridad descubrió en su día una puerta trasera en muchos routers D-Link, que permitía a cualquiera acceder al router sin conocer el nombre de usuario ni la contraseña. Este no fue el primer problema de seguridad de un router y no será el último.

Sin embargo, la mayoría de los routers ofrecen una función de "acceso remoto" que permite acceder a esta interfaz web desde cualquier parte del mundo. De vez en cuando han surgido fallos o problemas de firmware que hacen que los routers con el acceso remoto activado sean vulnerables a los ataques. Si tienes el acceso remoto desactivado, estarás a salvo de que alguien acceda a tu router de forma remota y lo manipule.

Para ello, abre la interfaz web de tu router y busca la función "Acceso remoto", "Administración remota" o "Gestión remota". Asegúrate de que está desactivada; debería estarlo por defecto en la mayoría de los routers, pero no está de más comprobarlo.

Juan Martínez

Mi nombre es Juan Martínez, soy un apasionado del posicionamiento web y del marketing Digital. Empecé mi andadura en el mundo online allá por el año 1998. Actualmente dirijo una empresa de marketing digital y ayudo a las empresas en su transformación digital

Subir